Testimonio de Cristina Segura

Desde el principio lo tuvimos claro. Queríamos que nuestros hijos fueran al colegio Balder. Me da una gran tranquilidad y alegría saber que mis hijos van a un colegio en el cual cada niño es único, desde el cariño y el cuidado, les ayudan a conocer sus emociones, gestionarlas ... Y poder ser la mayor expresión de ellos mismos... Son niños felices, ¡que disfrutan de estar en su colegio! Con sus amigos y profesoras a las que quieren mucho.

Os doy las gracias por el regalo de ser un colegio, para nosotros ÚNICO!

Cristina Segura
Madre