E.S.O.

Más cerca de la vida adulta

La adaptación de nuestra metodología en la etapa de secundaria consiste sobre todo en la adopción de libros para dar mayor seguimiento a los programas académicos que son más densos y diversificados. La estructuración de la enseñanza en Educación Secundaria se inicia en el “Aula-profesor”: las clases no se imparten en espacios uniformes donde un grupo permanece todo el día, si no que cada profesor ambienta su aula según la asignatura que enseña; de este modo, es posible dar matices diferentes a cada ambiente de aprendizaje para hacerlo más atractivo.

El Departamento de Orientación en esta etapa organiza diferentes talleres, según las necesidades evolutivas de los alumnos, sobre todo las relativas a: prevención de adicciones, formación de hábitos alimenticios sanos, educación sexual, metodologías de aprendizaje, protección de datos en redes sociales...

Además de estos talleres, las intervenciones programadas de mayor impacto son:

Aplicación de diagnósticos

Necesarios para detectar las habilidades de aprendizaje y las tendencias personales. Esta información es de gran utilidad al Departamento de Orientación y a los tutores para orientar adecuadamente a los alumnos y lograr un mejor desempeño académico y personal.


Orientación Profesional

En 4º de la ESO los alumnos participan en un programa a lo largo del curso para decidir con mayor claridad el Bachillerato adecuado para abordar con éxito el futuro universitario.

Los alumnos tienen la posibilidad de solicitar atención personal para resolver sus retos personales o académicos.

Durante el curso, programamos diferentes actividades, trabajos, preparación de exposiciones o concursos para realizar fuera del horario escolar.

El enfoque de la enseñanza propone los mismos fundamentos que se desarrollan desde la Educación Infantil:

Énfasis en la autonomía personal para el aprendizaje: enseñanza centrada en el razonamiento y no en la memorización o automatismos.

Formación de valores basada en la convicción: respeto a las diferencias individuales, trabajo cooperativo, seguridad y autoestima, cuidado del medio ambiente, responsabilidad social.

Trabajo por proyectos: los alumnos se basan en libros como apoyo en la diversidad de asignaturas, pero se realizan proyectos interdisciplinarios a fin de evitar la fragmentación en el aprendizaje.

 

Participación en debates y concursos: los diferentes departamentos proponen la participación en diferentes actividades que resuman y reten las competencias de los alumnos.

El aprendizaje de idiomas llega al nivel de utilización vehicular: el inglés y el francés son considerados como herramientas sustanciales en el curriculum. Se espera que los alumnos alcancen el nivel de First Certificate según los exámenes de Cambridge.

La informática culmina su utilización, permitiendo que los alumnos sean ilustrados en cuanto a lenguajes y programas imprescindibles en la vida profesional.