¿Cómo afrontar la vuelta al cole en tiempos de COVID?

Si el inicio del curso escolar supone un reto para la comunidad educativa, este año, con mayor motivo. La semana pasada comenzó de manera escalonada la incorporación de los estudiantes a los colegios de todo el país. Un momento clave para muchas familias, quienes se enfrentarán a una serie de dudas: “¿qué sucederá si mi hijo/a enferma?, ¿quién se hará cargo de él? ¿qué pasará con mi trabajo en caso de que eso ocurra?”.

A estos temores, se une la llamada ansiedad por la separación, sobre todo si hablamos de los más pequeños y de los que acuden al cole por primera vez. Y no podemos olvidar el miedo a convivir con el virus y la inquietud ante un posible contagio o nuevo confinamiento.

 

En nuestro nuevo post te ofrecemos una serie de recomendaciones para que tú y tus hijos afrontéis esta vuelta al cole tan diferente de la mejor manera posible y teniendo en cuenta las necesidades emocionales de cada uno. ¡Sigue leyendo!


1. Escucha activa: es imprescindible que entiendas cómo se siente tu hijo a la hora de acudir a clase y de cómo está siendo su adaptación y su asimilación de las nuevas medidas de seguridad. No esperes a que él dé el primer paso, sobre todo si le cuesta expresarse. Interésate por los detalles, por sus profesores, sus nuevos compañeros, sus nuevas asignaturas o actividades… Que sepa que puede contar contigo para desahogarse sobre su día a día.

2. Del mismo modo, comunícate con él y explícale todas las precauciones que debe tomar para adaptarse a esta nueva normalidad. Hazle ver la gravedad del asunto pero sin transmitirle miedo, intenta tranquilizarle, en especial si es un niño de corta edad. No olvides mantener un tono alegre: la vuelta al cole es algo muy positivo e ilusionante, una nueva etapa donde va a aprender y a compartir todo tipo de experiencias con sus compañeros y amigos.


 

3. Cuida minuciosamente la información que recibe acerca de la situación epidemiológica, evita que lleguen a sus oídos bulos o noticias falsas que le puedan confundir y desorientar. En estos tiempos esto es muy frecuente, por lo que es importante que se informe y os informéis a través de fuentes oficiales que aporten datos contrastados.


4. Mantén una serie de rutinas: horarios de sueño, comidas, trabajo de clase, ocio… para que sea más sencillo adaptarse al nuevo curso y para que los niños vayan incorporando de nuevo hábitos positivos y necesarios. También sería interesante que practicara algún tipo de deporte o actividad física que le ayude a mantenerse en forma y a liberar y generar endorfinas.

5. Disfruta del tiempo libre que paséis en familia durante las tardes o fines de semana, realizad alguna actividad que os resulte gratificante y que pueda ayudar a tus hijos a reforzar su creatividad. El arte siempre ha sido un buen refugio y un excelente medio para canalizar las emociones y un estímulo para niños y adolescentes de todas las edades.

6. Ten en cuenta en qué etapa vital se encuentra tu hijo: ya sabes que no todas las edades asimilan los cambios de la misma manera. Los más pequeños deben permanecer tranquilos y confiados, trata de mantenerte sereno ante ellos a pesar de que la coyuntura no sea la más favorecedora. Si se encuentra en Primaria, puedes buscar métodos imaginativos y lúdicos para hacer frente al contexto de forma positiva (¡el súper poder de lavarse las manos!). Y si atraviesa la adolescencia, transmítele la necesidad de cuidarse y cuidar a los demás siendo responsable de sus propias acciones.

7. Entiende sus momentos de rabia, enfado o desconcierto. Volver a adaptarse al curso escolar tras las vacaciones nunca es fácil para ellos, y más este año, en el que las clases terminaron hace meses. Respeta sus tiempos y no trates que todo vaya rodado desde el primer día. Probablemente al principio sea reticente a ir y en algunos casos pueden darse ataques de pánico o ansiedad a la hora de levantarse o de llegar al colegio. Pero con paciencia y el apoyo del personal docente, estos irán remitiendo y tu hijo logrará adaptarse poco a poco.

8. Aprovecha la coyuntura para reforzar valores positivos en ellos: la resiliencia, la solidaridad y la adquisición de responsabilidad ante la vida. Momentos como este suponen cambios bruscos en la vida de los niños y puedes intentar aprovecharlos para que desarrollen una visión del mundo más comprometida con sus compañeros, sus familiares, y con la sociedad en general.


 

9. Busca buenos cauces de comunicación con el centro o colegio de tus hijos, sé paciente ante los imprevistos y nuevas decisiones que puedan surgir. La pandemia del COVID 19 ha sido un golpe para todos y es necesaria una estrecha colaboración entre todos los agentes del entorno educativo para hacerle frente y superar sus adversidades. ¡Remamos en el mismo barco!

10. Por último, es vital que tú, como madre, padre o tutor, tengas un espacio propio donde poder expresar tus sentimientos ante lo sucedido. No bloquees tus emociones y busca momentos y personas con las que desahogarte, y no dudes en pedir ayuda profesional si tú o tu familia la necesitáis.

Son momentos complicados pero también emocionantes: el nuevo comienzo, la vuelta a la normalidad, el reencuentro con los compañeros y profesores… Juntos podemos hacer que este curso se desarrolle de manera positiva y que cada uno de los días sea un paso más para superar la situación ¡Lo lograremos!

 

Categoría: Información General