19 años siendo Emocionalmente Inteligentes

Desde hace un tiempo, se viene hablando de Escuelas Emocionalmente Inteligentes en la comunidad educativa. ¿Realmente es posible?


Hace diecinueve años, Lourdes Atrio directora del colegio decidió crear un  colegio. Un colegio único  que trasformó el concepto de educación. Junto con varios profesionales que siguen apoyando la labor del colegio desde muy cerca, establecieron los pilares de este proyecto educativo fundamentados en el aprendizaje a través de la emoción; “teníamos claro que no queríamos que nuestros alumnos se convirtieran en sujetos pasivos de la enseñanza, sino en seres activos que vivieran su educación desde la experiencia personal, desde la emoción”.

A nuestros alumnos les educamos en la excelencia académica, personal y social, teniendo en cuenta que en su desarrollo atravesarán por distintas etapas y sufrirán altibajos, pero en este proceso todo el equipo del centro estamos comprometidos en darles una educación global que les aporte herramientas para manejar sus emociones y desarrollarse plenamente, por eso nuestra metodología está concebida para que el alumno aprenda de forma natural, en equipo, participando a su ritmo.

Otra herramienta muy valiosa para el desarrollo emocional es la psicomotricidad vivenciada, introducida de forma pionera en el colegio y que lleva  más  de 19 años ofreciendo grandes ventajas en nuestro sistema educativo. Con esta actividad conseguimos que el alumno aprenda de sí mismo, de los demás y que desarrolle toda una serie de recursos personales y sociales a través de su medio natural de expresión: el juego.

En conclusión podemos decir que una escuela Emocionalmente Inteligente sí es posible y que el colegio cumple con su máximo compromiso por seguir siéndolo.