El Centro Escolar Balder limita la ratio de alumnos a 22

En los últimos años se está viendo que el número de alumnos crece de forma progresiva en las aulas. Este crecimiento se debe a diferentes razones. Así, la actual crisis ha hecho que los colegios privados se aseguren reservas y los públicos y concertados lo hagan por “obligatoriedad dada”.

Según un estudio del Departamento de Pedagogía Aplicada y Psicología de la Educación de la Universitat de les Illes Balears, el número de alumnos por grupo, o ratio, repercute, de forma directa o indirecta, sobre el aprendizaje del alumnado, el clima del aula y la cohesión del grupo, la gestión de la diversidad, la metodología docente, el seguimiento personalizado de los alumnos y, por qué no, sobre la propia salud mental del profesorado.
La metodología que desarrollamos en el Centro Escolar Balder, tiene el fin de fomentar el talento de cada alumno, sin olvidar que en una clase no sólo participa el alumno, también lo hace el docente. Este, si cuenta con clases poco numerosas, tiene mayor flexibilidad para la innovación en el aula, para mantener un buen clima y mayor tranquilidad y para fomentar el trabajo en equipo. Tener aulas masificadas va en contra de nuestra metodología: la garantía de éxito de nuestros alumnos se asegura con el seguimiento individualizado.