Entrevista a Carmen Serrano, coordinadora del dpto de orientación del Colegio Balder.

El papel de la Psicomotricidad vivenciada en Educación.

Carmen Serrano coordinadora del departamento de orientación del Colegio Balder, Centro pionero en la implantación y desarrollo de la psicomotricidad-vivenciada como herramienta fundamental para el desarrollo del niño y su evolución. La psicomotricidad vivenciada es una disciplina que se originó en los 90 porque varios autores entendían el movimiento del niño como una expresión completa de su ser a nivel motriz, cognitivo, emocional, afectivo y social. Favorece su desarrollo a través del juego libre, mediante él los niños se manifiestan como son, tal y como están, con sus dudas, temores, alegrías, inseguridades…

¿Por qué es tan importante la Psicomotricidad vivenciada en la educación?

Porque esta disciplina parte de un concepto diferente de la educación del niño. En la actividad de psicomotricidad, el niño es el eje central de su propio proceso de aprendizaje y el psicomotricista es simplemente el mediador en este proceso de aprender. Partimos de que el niño es un ser global y por ello en el colegio hemos de atender a todas las dimensiones de su ser. Este tipo de psicomotricidad, integrada dentro del horario escolar, nos aporta una visión amplia del desarrollo global de cada alumno, permitiéndonos observar su evolución no sólo a nivel cognitivo o intelectual, sino también a nivel emocional, afectivo y social. Esto favorece que los psicomotricistas seamos los “vigilantes”, por así decirlo, del desarrollo de cada niño, pudiendo detectar y prevenir dificultades e intervenir siempre que se considere necesario, para que ese desarrollo sea lo más favorable posible.

¿Se pueden ver los resultados a corto o a largo plazo?

No se puede hablar de plazos fijos. Si hablamos de resultados a nivel individual, cada niño tiene un desarrollo único por lo que va evolucionando según sus características personales y ambientales. Lo que sí se puede observar es la evolución del grupo y en general nuestros alumnos son niños que necesitan hablar sobre lo que les ocurre, que son capaces de reconocer y poner palabras a sus sentimientos y emociones, de solucionar conflictos por propia iniciativa y que además muestran una gran iniciativa y creatividad.

¿Por qué crees que siendo tan importante, se confunde con “juego libre” o deporte? Yo creo que sólo es por falta de conocimiento real de esta disciplina. Hoy en día proliferan los “centros de ocio” donde a simple vista, tienen materiales muy similares a los que tiene una sala de psicomotricidad. Evidentemente la diferencia la marca la persona que lleva la actividad, que en nuestro caso, ha de tener, además de formación en psicomotricidad, una sólida preparación en psicología y pedagogía, que le permita conocer en profundidad el desarrollo evolutivo del niño. Por otro lado, las sesiones de psicomotricidad no son únicamente juego libre del niño, sí es una parte principal de la sesión pero no la única, tenemos también un tiempo dedicado a la puesta y recordatorio de normas y otro tiempo destinado a la asamblea, donde ponemos en común lo vivido en cada sesión.

¿Qué aporta el Colegio Balder para tu desarrollo?

La posibilidad de realizarme a nivel profesional y personal. Tengo la gran suerte de trabajar en aquello que me entusiasma y para lo que me he formado, además de hacerlo en un colegio que me ha permitido organizar un Dpto. de Orientación tal y como yo he considerado adecuado, desarrollando las funciones que he creído fundamentales para realizar mi trabajo y que no son las funciones habituales de la mayoría de los Dptos. de Orientación que conozco.

¿Qué características tiene el Dpto. de Orientación en el colegio Balder que le diferencien de otros Dptos. de Orientación?

En primer lugar, somos tres orientadoras en el centro lo cual nos permite llevar a cabo todas las funciones que desde un inicio nos planteamos. Como característica fundamental, tenemos la atención continua y sistemática a alumnos, padres y profesores. En nuestro colegio tenemos contacto con todos los alumnos del centro, con los más pequeños llevamos la actividad de psicomotricidad y con el resto de alumnos, impartimos diferentes talleres tales como el taller de habilidades sociales, de relajación, de prevención de drogodependencias, de educación afectivo-sexual, de orientación profesional, etc. Además de esta intervención directa con alumnos, nos reunimos mensualmente con todos los tutores para realizar un seguimiento exhaustivo de cada alumno y ofrecer pautas de intervención cuando sea necesario. También mantenemos reuniones con los padres en los casos que consideramos necesario e intervenimos individualmente con aquellos alumnos que necesitan de una actuación más específica.

¿Estás de acuerdo con las nuevas formas de educación?

En general sí, en cuanto a la inclusión de idiomas y la implantación de nuevas tecnologías a la hora de educar. Los docentes hemos de adaptarnos a los nuevos tiempos que nos ofrecen otras formas de enseñar a unos alumnos que tienen nuevas formas de aprender. Pero también es necesaria una seria reflexión sobre cómo está diseñada hoy la educación, especialmente Secundaria, donde se está viendo claramente que la ley actual no da respuesta a las necesidades de nuestros adolescentes, viéndose cómo se incrementa, año tras año, la tasa de fracaso escolar.

¿La filosofía del colegio Balder, en qué se basa?

En la formación integral de nuestros alumnos, buscamos que cada uno de nuestros niños y adolescentes lleguen a desarrollarse al máximo de sus posibilidades. Trabajamos para que, además de alcanzar una sólida formación intelectual y cultural, se formen en valores esenciales para la vida. Por ello, integramos diferentes actividades encaminadas a inculcar actitudes de solidaridad, respeto, escucha, capacidad de empatía, solución de conflictos y desarrollo de la creatividad. Creemos firmemente que serán estos valores y actitudes los que les diferencien en una sociedad en la que lo importante es tener éxito en la vida, sin importar cómo. A nosotros sí nos importa ese cómo, por ello nuestro objetivo final es que nuestros alumnos, además de personas exitosas sean “buenas personas”.

Fuente: http://www.sierramadrid.es/detalle.php?id=3046