Hazte donante y serás un salvavidas

 

Guille enfermó de Leucemia hace aproximadamente un año. Su vida dependía de encontrar un donante de médula compatible. Desde el primer momento, su familia no paró de buscar a su ‘alma gemela’. Contactaron con medios de comunicación, asociaciones y se lanzaron a las redes sociales.

Crearon un grupo de Facebook que cuenta ahora con más de 3.000 seguidores y su madre, Marta L Bruletout, acumula más de 12.000 tweets pidiendo ayuda para su hijo... El donante podía estar en cualquier rincón, sólo había que encontrar el hilo y tirar de él.

Además, desde el colegio también profesores y compañeros se movilizaron para mandar un mensaje a la sociedad. A su tutora, Paola, se le ocurrió que la mejor manera de concienciar sobre la necesidad de donantes de médula era crear un vídeo junto a los compañeros de clase del pequeño Guille en el que se retratase la importancia de hacerse donante y salvar una vida. Varios miembros del personal del colegio y muchos padres ya se han hecho ya donantes. Todos se volcaron en cuerpo y alma para salvar a su compañero. 

Con el lema ‘Dedos arriba por Guille’ , la campaña  se convirtió en un éxito. Sin embargo, no hubo suerte y en España no apareció ningún donante compatible con Guille. La esperanza llegó a través de un banco internacional de donantes de médula ósea. Allí apareció su ‘alma gemela’.

Tras un año de lucha, Guille ha vuelto al cole. Ahora sus padres luchan para que todo el que necesite un donante lo consiga. La solidaridad continúa: “dona médula, dona vida”.