¡Nos visitan los Reyes Magos!

Con la situación que estamos viviendo parecía imposible. Pero finalmente los Reyes Magos de Oriente han podido organizarse y visitar el Colegio Balder, para sorpresa de los más pequeños del centro, quienes les han recibido con todo su cariño e ilusión.

A pesar de que tuvimos que prescindir de muchos de los momentos habituales, la jornada no perdió la magia y la emoción que la caracterizan. Los Reyes entraron en el salón de actos y allí les esperaban las clases de Infantil y del primer curso de Primaria. Los alumnos acudieron acompañados de sus profes y todo se organizó de manera escalonada y con la máxima distancia y seguridad.

Tras un emotivo discurso del Rey Melchor, quien felicitó a los pequeños por su entereza y comportamiento ejemplar durante este curso tan difícil, les fueron entregadas las cartas con los deseos y peticiones de todos los asistentes. No solo pedían cosas materiales, en sus escritos también mostraron algunos de sus deseos. La mayoría hacían referencia al fin del Coronavirus, a poder encontrarse con sus familias y jugar con sus amigos, y a la salud y recuperación de todas las personas que están enfermas.

Los Reyes recibieron sus cartas y pudieron intercambiar algunas palabras con los niños, que no cabían en sí de nervios y de alegría provocada por ese momento tan esperado.
Tras esta parte, se cantaron villancicos en conjunto y se repartieron golosinas y reyes de chocolate. Incluso alguno de los alumnos se animó y se lanzó al escenario a interpretar una canción o poesía elegida. ¡Lo hicieron genial!


Los Reyes no podían entretenerse mucho y no tardaron en marcharse, dejando tras ellos un ambiente navideño y mágico que se prolongó durante todo el día.
Estamos seguros de que todos los deseos de los niños van a cumplirse, y también los vuestros. Os mandamos todo el espíritu navideño y toda la suerte del mundo para que disfrutéis estas fiestas en compañía de quienes más queréis y para que todos vuestros anhelos se hagan realidad, especialmente en este año tan complicado.


¡Felices fiestas!