¡Tengo la mejor familia del mundo!

En casa somos amables, mis papás me corrigen con cariño, no me gritan ni lo hacen entre ellos.
A veces, mis papás están ocupados y tengo que esperar, sé que siempre encuentran un momento para jugar conmigo o para que les cuente qué me preocupa.
Me gusta cuando todos contamos cómo nos sentimos, igual que en las asambleas del cole, ¡todos podemos hablar!
En mi familia se hacen muchos planes divertidos, salimos al campo, vamos al teatro, museos, jugamos en el parque, contamos historias interminables… 
Me gusta estar en mi casa, jugar con mis papás, hermanos, primos… es el sitio donde me siento más seguro.

 

¡Tengo la mejor familia del mundo!